lunes, 11 de abril de 2011

Alcalá el reino de las tapas

Vivir cerca de Alcalá de Henares es un placer en muchos sentidos, y uno de ellos es el arte del tapeo.
Es una manera de conocer esta ciudad de una manera lúdica y es un auténtico recorrido por todo su centro histórico. Se ha convertido en una señal de identidad como la de visitar La Universidad, la Plaza de Cervantes o La Calle Mayor.


Colegio de Málaga

Calle Mayor


Antes de empezar os pongo en antecedentes, he estudiado en Alcalá de Henares y todo empezó en aquella época, y ya este arte del tapeo se me introdujo en las venas, por su supuesto, acompañado de cervezas. La Universidad no fue la mejor época de mi vida, pero el tapeo ayudó a pasarlo muy gratamente.
La tapa se ha extendido aún más, desde la declaración de Ciudad Patrimonio de la Humanidad, con esto el número de turistas ha aumentado y por lo tanto la oferta gastronómica ha aumentado exponencialmente.
Primero os cuento el procedimiento, pides la bebida, si es alcohólica, mejor cerveza, a vinos, que son muy ricos, al tercero sales rodando. A continuación el camarero te dice "qué quieres de tapa" y en ese mismo instante se produce una sensación entre angustiosa y maravillosa. Angustiosa porque tienes que elegir, en muchos casos, entre casi veinte tapas diferentes, y maravillosa porque sabes que te vas a comer una delicia en un espacio breve de tiempo. Todo ello por un único precio cerrado.

Depende del lugar elegido las tapas son más o menos elaboradas, pero todas ricas, ricas. Una recomendación, no cojáis el coche después, no es buena idea. Lo mejor es que vayáis a dormir al Parador.
Voy a empezar por el clásico EL ÍNDALO. http://www.cerveceriaindalo.com/. Hay que tomarse una detrás de otra allí. Os aconsejo la Rosca de Jamón, aunque en general todas tienen su gracia. Hay dos locales uno en la calle Libreros, en el centro, y otro en el Centro Comercial La Garena, enfrente del Corte Inglés. Eso sí tened paciencia, siempre está lleno, cuando cojas sitio no lo sueltes.


Un descubrimiento reciente LA TABERNA DE RUSTY en la calle del Tinte, mucha variedad y buena calidad, y además sentado, no tiene casi barra. Más relajado.

http://www.latabernaderusty.es/

Para mi una parada si vas en fin de semana LAS CUADRAS DE ROCINANTE con esa tapa de paella, que a mi me sienta de coña, y además es un local típico, típico. Os gustará. 

http://www.rutadelosmesones.com/

En la calle Mayor, la mayor calle porticada de Europa una parada en EL BASERRI, bonito local, con una tapas que en algunos casos parecen raciones.

Tapitas en El Baserri
Barra El Baserri




Cara con 20 tapas diferentes, que estrés
El Baserri por dentro


Otro sitio es EL PORTÓN, al lado de los nuevos juzgados, es parada obligatoria, casi siempre la primera nos la tomamos allí, está cerca del parking más céntrico, por lo que invita a tomarte una cerveza, tiene una gran carta de esta bebida.

http://www.portaldealcala.com/elporton/


Vinitos en el Portón
De tapas en el Portón


A la rica cervecita



Otros dos locales de última visita son EL TAPÓN Y LA ESPAÑOLA en el Centro Comercial La Garena con unas grandes tapas en su interior y exterior, tienen terraza , pídete una sándwich o unas bravas y alucinarás, todo por un precio irrisorio.


Carta de tapas

Barra La Española calle Mayor

Pincho moruno y hamburguesa

Viva el tapeo


Me dejo muchos, pero os quiero recomendar un sitio muy bonito, donde ponen unos cafés y batidos buenísimos, El Hemisferio. C/ Mayor 6.

Una reflexión final, un gran sueño que tengo es poder montar en Santander un bar, cervecería o restaurante del tipo de los de Alcalá de Henares y darles en los morros. En el norte se tapea bien, pero te caen unos hostias como panes al pasar por caja. Hay que adaptarse a los tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario