viernes, 25 de marzo de 2011

Noticia del día. Una madre inyecta botox a su hija de 8 años cada tres meses


La gente está como una puta cabra. Que la quiten la custodia de la niña y se meta el botox por donde la quepa.


Una madre inyecta botox a su hija de 8 años cada tres meses

La esteticista británica de 34 años asegura que lo hace por el bien de la pequeña, para que pueda convertirse en una superestrella

Los límites de la cirugía estética se desbordan a veces hasta extremos demasiado impactantes. La adicción al botox es conocida entre algunas de las caras más famosas del planeta, pero el presente caso va más allá de todo esto. 
Una madre británica, esteticista de profesión, inyecta botox a su hija de 8 años cada tres meses. El motivo, según Kerry, de 34 años, es ayudar a su hija a convertirse en una superestrella en un futuro no muy lejano y por ello tiene que empezar a "cuidar" su físico desde ya. 
"Quiero ayudar a mi hija a convertirse en una superestrella"
Así, Britney Campell, la pequeña de 8 años, se tumba periódicamente sobre la camilla de un salón de belleza para que que le inyecten sustancias antiarrugas en la frente, labios y contorno de ojos. 
Según la madre, hace esto por el bien de su hija. Su objetivo es que Britney pueda triunfar y ser una estrella, como Lady Gaga, a la que la pequeña admira con gran entusiasmo.  Kerry lamenta además que cuando ella era pequeña no hubiera esta posibilidad. 
Esta madre, que compra el botox y los rellenos por Internet, reconoce que quizás la gente piensa que es una irresponsable y asegura, para defenderse, que estos productos los prueba primero sobre ella misma antes de inyectárselos a Britney. 
La pequeña, normalizando la situación que vive e incluso sintiéndose orgullosa de ello, dice que sus amigos piensan que ella es "guay" por poder acceder a estos tratamientos, y añade: "Cada noche compruebo si tengo más arrugas y si veo alguna quiero más inyecciones".


No hay comentarios:

Publicar un comentario