domingo, 13 de marzo de 2011

Finca La Estacada, lujo conquense a 1 hora de Madrid




Estas vacaciones de Marzo 2011, serán recordadas por las magníficas elecciones que Susana y yo hemos hecho. Punto y minipunto para el equipo formado por Rubén y Susana.
El final de fiesta ha sido en este magnífico complejo enoturístico que va a cumplir 10 años en este 2011. Se encuentra a un paso de Madrid, todos los que viváis por estos lares, por favor, aprovecharlo.
Este recinto está formado por una bodega, un hotel de 4 estrellas, un restaurante, un spa y una tienda.
Las habitaciones con vistas a la piscina y a los viñedos
El Hall sin ventanales

Bodega.


Lo primero destacar la maravillosa explicación de nuestra guía María Ángeles, que nos desglosó durante casi dos horas la elaboración de los vinos de esta bodega. Es una visita muy cercana, se ve todo a ras de suelo, incluso vimos como se etiquetaban los vinos en la línea de montaje, junto a una descripción de los aromas primarios, secundarios y terciarios que podemos encontrar en el vino. Otra curiosidad fue un despliegue audiovisual donde en un pequeño vídeo, muy bien elaborado, te explica todo el proceso del vino. Es una visita muy didáctica que acaba con una cata comentada que resulto muy gustosa.

Barricas, ricas ricas
Un cajón no estaría mal para casa
Etiquetando que es gerundio
Saluditos, un poco perjudicaooooo.

Hotel


Amplia recepción, luminosa con amplios ventanales hacia los viñedos y unas habitaciones cómodas y funcionales, a destacar el regalo del minibar gratuito, dos botellas de agua, junto a una botella de blanco y otra de tinto por la pati,. las degustaremos gustosos en casita. Me gusto la decoración del baño, grande y cómodo.
Cómodas
El baño


Restaurante


Una gran sorpresa. Teniamos media pensión, desayunos ricos, a destacar la bollería, y cenas a base de un menú de 8 primeros y 8 segundos, variado, sabrosas y abundantes raciones con agua y copa de vino incluidas. Pero la sorpresa, fue en la comida a la carta que hicimos el 2º día, pedimos un arroz con Bogavante alucinante, era como para cuatro, el arroz en su jodido punto, y el bicho sabroso y fresco. Nos chupamos los dedos literalmente, Un detalle es el sorbete de limón entre el primer y el segundo plato, que fresquito y ricuco está. Por cierto pedirte un vino, supone nada mas que un par de euros más del precio de la tienda, otras bodegas deberían de apuntarse a esto.
Desayunando, felicidad absoluta
Terraza para el verano
Restaurante, con muy buen servicio

Spa


Lo mejor para el body. Es puro relax en 90 minutos de circuito, piscina, duchas, sauna, baño turco, pediluvio, sala relax... De verdad, es fantástico si lo aderezas con un masaje o cualquier otro tratamiento de vinoterapia. Tiene unos ventanales con vistas a los viñedos increíbles, que ayudan aún más a la relajación. En definitiva es la hostia. Con el paquete de 2 noches entre semana se disfruta al máximo de esta instalación, estas con poca gente y muy muy a gusto.

Tienda

Es una tienda con productos propios de la finca, tienes la posibilidad de probar los vinos de alta gama y tiene el mismo horario de la recepción. Está bien montada y a un precio razonable.


No hay excusas para escaparse a esta bodega, qué más queréis, vino, buena comida, spa, un buen acompañante y a una hora de Madrid. Es una buena opción para quitarse los malos rollos de un plumazo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario