domingo, 20 de marzo de 2011

Energía nuclear, que hipocresía

Ahora todos los políticos se llevan las manos a la cabeza por los problemas de las centrales nucleares en Japón. Los riesgos de esta energía y las posibles repercusiones a la salud de cualquier ser vivo que se vea expuesto a dosis excesivas de radiación, se conocen desde hace décadas, por lo tanto las declaraciones de alarmismo que se están produciendo fuera de Japón, tanto por las autoridades como por los medios de comunicación me parecen hipócritas. En mi humilde opinión lo que hay que hacer es ayudar a Japón a solucionar de la mejor manera posible este problemón, que se añade al terremoto y al posterior tsunami.

Lo primero es ayudar a Japón a salir de esta catástrofe  y después revisar los protocolos de seguridad para que la energía nuclear sea lo más segura posible. En caliente tomar decisiones es arriesgado hay que tomarlas con calma y reposo, para así no alarmar en exceso. Con la información hay que ser claro y preciso, pero no alarmista. Si hay riesgo, se toman medidas las más adecuadas y punto, sin especular ni ser hipócritas.

Como siempre los políticos a tomar decisiones a mata caballo, hasta que no pasa no hacen nada, y cuando lo hacen, lo hace mal. Siempre tropezando con la misma piedra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario