miércoles, 30 de marzo de 2011

R.E.M. Losing my religion.

Una de mis canciones favoritas, una jodida obra maestra y además fue la primera que me aprendí en inglés.

De hospitales

¿A alguien le gusta ir al hospital?

Si a alguna persona le gusta, que se lo mire profundamente. Lo primero ese ambiente cargado, ese calor, da igual en invierno o en verano, parece un asador de pollos. Creo que con tanta temperatura los virus y bacterias están en su salsa, la verdad, no lo entiendo, alguien que me saque de este sin vivir, si sabéis la razón  hacérmela llegar.

También al entrar en un hospital te entra una sensación extraña en el cuerpo, te crees que estas tu sólo allí, que eres el único que estás malo y quieres que te atiendan a la voz de ya. Hasta la persona más tranquila y pacífica del mundo, le entran los nervios, piensas cuanto tardan, que mal está la sanidad, donde van mis impuestos, que desorganización y  muchas veces no es así, pero lo piensas, nada te apaña, vamos te transformas. Es como cuando conduces, te transformas en otra persona.

En definitiva es un lugar en el que nadie está contento, los pacientes porque están malos, los parientes y acompañantes por los las largas esperas  el ambiente, y últimamente los trabajadores por sus condiciones laborales. Hay que decir que el trabajo de estos profesionales es imprescindible para estar sanos, pero por favor bajar la jodida calefacción  que vamos a coger el sarampión.

Noticia del día: El portero de El Balcón de Rosales Pitoño, condenado a 15 años por matar a Álvaro Ussía

Una buena noticia judicial. Espero que los cumplan su totalidad, aunque tengo mis serias dudas En ocasiones se hace justicia, con unas condenas aceptables y justas.
Si la justicia tuviera los medios necesarios todo sería más justo. Falta una industria judicial como pasa en Estados Unidos. En España invertir en La Justicia no da votos, no luce, por eso estamos como estamos, todo se ralentiza y pierde eficacia. En este caso con dinero, medios personales y materiales y una buena gestión solucionado el tema.





El portero de El Balcón de Rosales Pitoño, condenado a 15 años por matar a Álvaro Ussía

  • El juez le considera responsable del homicidio del joven en noviembre de 2008
  • Los otros dos porteros han sido condenados a cinco años como cómplices
Ampliar fotoLos tres porteros (al fondo) de la discoteca El Balcón de Rosales durante el juicio por la muerte de Álvaro Ussía
Los tres porteros (al fondo) de la discoteca El Balcón de Rosales durante el juicio por la muerte de Álvaro Ussía.EFE/J.C.Hidalgo
La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 15 años de prisión a Antonio Sánchez, alias Pitoño, como responsable del homicidio de Álvaro Ussía, de 18 años, ocurrido el 15 de noviembre de 2008 a las puertas de la discoteca El balcón de Rosales.
Además, condena a los otros dos acusados David Sancio y David Alonso a cinco años de prisión cada uno por haber sido cómplices del delito.
Los tres porteros fueron declarados culpables de esta muerte el pasado 23 de marzo por un jurado popular que consideró que Pitoño era autor de un delito de homicidio con la agravante de abuso de superioridad, tal y como lo ha considerado el juez presidente de ese tribunal, informa Efe.
La sentencia notificada señala que Pitoño actuó "de forma consciente, esto es, pudo apreciar el peligro de su acción y de su potencial local y ello no le hizo desistir de la misma, asumiendo así el resultado de la muerte de su víctima".
Según la sentencia de la Audiencia de Madrid, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sala da por probado que el 15 de noviembre de 2008 Álvaro Ussía estaba con unos amigos en la discoteca El balcón de Rosales, en la que trabajaban como porteros Antonio Sánchez, alias Pitoño, David Sancio y David Alonso.
Mientras estaba en el interior de las instalaciones, Ussía tuvo un incidente con una chica y fue expulsado por los porteros. Una vez fuera, protestó y les insultó.
"Cuando Álvaro estaba en el tramo de las escaleras que suben la discoteca al Paseo de Pintor Rosales, Antonio, seguido por David y por David fue hasta el final y lo condujo por la fuerza hasta el final de las escaleras", apunta el tribunal.

Pitoño sabía que podía matar a Ussía

Una vez allí, "Antonio derribó a Álvaro con una zancadilla o barrido, cayendo al suelo de espaldas, donde quedó boca arriba, tras lo cual Antonio se tiró de rodillas sobre el pecho, impactándole con todo su peso, sabiendo que esta acción podía causar la muerte de Álvaro debido a la fuerza del impacto en una zona tan vital".
La sala recuerda que Pitoño se mantuvo encima de Alvaro "mientras le seguía golpeando". "Se levantó después, tras dejar a Álvaro inconsciente y provocarle unarotura traumática del corazón por aplastamiento que le causó la muerte a las 7 horas de ese día en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, donde fue trasladado por el Samur", indica.
El tribunal también señala que mientras ocurría esto los otros dos porteros se mantuvieron allí presentes "asumiendo la acción de Antonio e impidiendo que los amigos de Álvaro y otras personas acudieran en su ayuda, favoreciendo de este modo que Álvaro perdiera la vida".
Además, destaca que Antonio "se aprovechó" conscientemente de su situación de superioridad sobre Ussía "derivada de su mayor corpulencia física, el apoyo de otros porteros y la disminución de reflejos de Álvaro a causa del alcohol consumido".

La Fiscalía pedía 15 años para Pitoño

La Fiscalía había pedido 15 años para el principal acusado como autor de un delito de homicidio con la agravante de superioridad y había rebajado de 13 a 5 años de cárcel la pena solicitada para los otros dos porteros como cooperadores necesarios.
En su turno de última palabra, antes de que el jurado emitiera su veredicto, Antonio Sánchez, Pitoño, se consideró "inocente" y dijo que lamentaba "mucho el fallecimiento de Álvaro". Aseguró que él solo intentó "evitar una reyerta".
Los otros dos procesados, David Sancio y David Alonso, recordaron que todo fue "muy rápido" y que no intervinieron en la agresión.


lunes, 28 de marzo de 2011

Domingo perro

Es ese domingo en el que no haces prácticamente nada. Te levantas tarde, desayunas bien y te acuestas en el sofá toda la mañana, en este último caso viendo la Fórmula 1, y a lo mejor cae una siesta mañanera si en la tele no hay algo de provecho.

Después de una opípara comida vuelves al sofá a ver más tele, este domingo 4 capítulos de Glee ( que vicio tengo, y no soy yo de musicales ). Todo esto aderezado con un atracón de chuches, perdón las chuches. Después llegas a la cena, que en muchas ocasiones no se produce debido a que estás hasta arriba de patatas, fritos, triskis, palomitas, etc... y sólo te tomas un vaso de leche con galletas para así dormir como un lirón, después de un día ajetreado y muy muy estresante.

Cuando este día pasa, tienes pensamientos contradictorios, por un lado piensas que has desaprovechado el día, pero por otro piensas que te lo mereces porque la semana ha sido dura y necesitabas no hacer nada. Al final el perreo gana, es una fuerza muy grande, el reverso tenebroso te posee y solo puedes levantar el peso del mando a distancia para cambiar de canal de televisión. En definitiva, de vez en cuando, un domingo así es sano y además que con esta vida de curro curro y más curro, nos lo merecemos.

domingo, 27 de marzo de 2011

Cadena Perpetua


Cadena Perpetua IMDB


Curiosidades de Cadena perpetua

La ciudad mexicana de Zihuatanejo mencionada en la película, existe de verdad, se encuentra en la costa del Pacífico en el estado de Guerrero.
Otro actor que rechazó el papel de Andy Dufresne y que más tarde lamentó, fue Kevin Costner.
El papel de Anfy Dufresne fue originalmente ofrecido a Tom Hanks, pero no pudo aceptar la oferta por estar ocupado con el proyecto de Forrest Gump. Años más tarde, sí que pudieron trabajar todos juntos: Frank Darabontdirigiendo una película desarrollada en una cárcel protagonizada por Tom Hanks y basada en una novela de Stephen KingLa milla verde.
Stephen King declaró que el relato lo escribió gracias a los recuerdos que tenía de cuando era un niño y veía películas de prisiones.
El director Frank Darabont visionó cada domingo durante el tiempo que duró el rodaje la película "Uno de los nuestros" de Martin Scorsese, para inspirarse en los diálogos de la narración en off y plasmar en la pantalla el paso del tiempo.


En la obra original de Stephen King, el personaje de Red era irlandés, por ello luego en la película incluyeron una frase en la que Red (Morgan Freeman) hacía un chiste con su supuesto origen irlandés.
Stephen King vendió los derechos de su relato a Frank Darabont muy baratos; ellos 2 se habían hecho amigos por carta a raíz del corto "The Woman in the Room" (1983) en el que Darabont adaptó un relato corto de King (le encantó el resultado). Lo curioso es que no se conocieron en persona hasta que se inició el proyecto de "Cadena perpetua".
Rob Reiner, director de adaptaciones excelentes de Stephen King como son "Misery" y "Cuenta conmigo", llegó a ofrecer a Frank Darabont 2,5 millones de dólares por los derechos del guión.
John R. Woodward, primer asistente de director en este filme, tiene un cameo como el guarda de la torre Bullhorn.
Uno de los guardias de seguridad es llamado "Deakins", esto es una referencia un cámara de este filme llamado Roger Deakins.
Eugene C. DePasquale, miembro del equipo técnico de este filme, tiene un cameo como la persona que reparte el correo.
El actor John Horton que en este filme hace de Juez en 1946, en su siguiente película (otra adaptación de una obra de Stephen King): "El maleficio", también interpreta a un Juez.
El nombre de dos presos en Shawshank son Heywood y Floyd, esto es una referencia al personaje principal del filme "2010" (1984), Heywood Floyd.
La película está dedicada al antiguo agente de Frank Darabont, quien le ayudó a empezar.
Andy Dufresne (Tim Robbins) tira al patio la arena del túnel escondida en sus pantalones, de la misma forma lo hacia el teniente comandante Eric Ashley (David McCallum) en el filme "La gran evasión".
La celda de Red (Morgan Freeman) tiene el nº 237, es el mismo número "237" que el de la habitación del hotel en el filme "El resplandor" (de Stanley Kubrick) y, en la escena de "Cuenta conmigo" (Rob Reiner) cuando los niños juntan sus dineros, consiguen acumular 2 dólares con 37. Todas estas películas están basadas en obras de Stephen King.
La Sociedad Americana para la Prevención de Crueldad contra los Animales ("American Society for the Prevention of Cruelty to Animals") supervisó el rodaje de las escenas en dónde aparecía el cuervo de Brook (James Whitmore). Durante la escena en la cual se le alimentaba con un gusano, la ASPCA se opuso alegando que eso era cruel para el gusano, y solicitó que ellos usaran un gusano que hubiese muerto por causas naturales. Cuando encontraron uno la escena fue filmada.
El actor Gil Bellows hace de Thomas "Tommy" Williams, pues en la serie de "Ally McBeal" interpreta a William "Billy" Thomas.
La película que están viendo los prisioneros de la cárcel es "Gilda", donde la actriz protagonista es Rita Hayworth.
Cadena perpetua
TÍTULO ORIGINALThe Shawshank Redemption
AÑO
1994
DURACIÓN
142 min.  Trailers/Vídeos
PAÍS
  Sección visual
DIRECTORFrank Darabont
GUIÓNFrank Darabont (Relato: Stephen King)
MÚSICAThomas Newman
FOTOGRAFÍARoger Deakins
REPARTOTim RobbinsMorgan FreemanBob GuntonJames WhitmoreGil BellowsWilliam SadlerMark RolstonClancy Brown
PRODUCTORAColumbia Pictures / Castle Rock Entertainment
PREMIOS1994: 7 nominaciones al Oscar, incluyendo mejor película, actor (Morgan Freeman)
1994: 2 nominaciones al Globo de Oro: Mejor actor drama (Freeman), guión
GÉNERODrama | Drama carcelarioAmistad
SINOPSISAcusado del asesinato de su mujer, Andrew Dufresne (Tim Robbins), tras ser condenado a cadena perpetua, es enviado a la prisión de Shawshank. Con el paso de los años conseguirá ganarse la confianza del director del centro y el respeto de sus compañeros presidiarios, especialmente de Red (Morgan Freeman), el jefe de la mafia de los sobornos. (FILMAFFINITY)

CRÍTICAS
----------------------------------------
En las nominaciones a los Oscars de 1994 apareció una "desconocida" película con 7 nominaciones, dirigida por un novato y con un reparto sin estrellas. Pero ese año "Forrest Gump" arrasó con todo y este drama carcelario se fue de vacío. Desde entonces ha habido una constante reivindicación de la calidad y del conjunto de valores que encierra esta entrañable y entretenidísima historia sobre la amistad. El guión (basado en el relato de Stephen King "Rita Hayworth and Shawshank Redemption") te atrapa poco a poco en un crescendo magistral, regalando uno de los finales más bellos de las últimas décadas. Robbins nunca ha estado mejor, provocando con su contenida interpretación una empatía que me recuerda a Gregory Peck en "Matar a un ruiseñor". Y por último está Morgan Freeman, con una mirada tierna y sincera que te sentencia a quererlo a perpetuidad, sin necesidad de cadenas. Todavía cumplo condena. (Pablo Kurt: FILMAFFINITY)
----------------------------------------
"Un clásico del cine carcelario que huye del espectáculo barato para ahondar en la amistad de la pareja protagonista" (Miguel Ángel Palomo: Diario El País)