martes, 8 de febrero de 2011

IPC o productividad

Hola a todos

De mi pasado empresarial me han quedado los rescoldos, por lo que me tomo la licencia de opinar de la noticia económica que han propuesto Alemania y Francia a la UE de ligar la negociación salarial a la productividad  y no al IPC.

A mi en principio me parece cojonudo, pero joder quizás en Alemania o Francia funcione, pero por estos lares, de verdad yo no lo tengo tan claro. Aquí la picaresca hace sus estragos, ya nos buscaríamos las vueltas para que hasta el más vago las cobrara
Realmente lo que me gusta de la propuesta es la idea y el concepto general, habría que ver cada sector en particular, es decir como se mide esa productividad en cada caso. creo que la cuestión esta aquí, en como se negocie, en como se tiene que medir y los ratios sobre los que se apoye.
Creo que los beneficios son muchos tanto para las empresas, para los empleados y para la economía del pais. Creo que injusticias salariales como que tu compañero de trabajo que tiene el mismo nivel trabaja la mitad que tu,con menos responsabilidades, cobre tu mismo sueldo, solamente porque estas en el misma misma categoría que el.

Para que esto salga adelante tenemos que cambiar el chip. Todo es compatible el trabajar, el disfrutar del ocio, la familia. Hay que reclamárselo, tanto a los trabajadores, como a los empresarios, como a nuestros gobernantes.

En primer lugar para salir de esta crisis, o mejor la llamaría la salida de la burbuja ficticia, lo primero hay que trabajar, rendir, estar esas horas al 100% , sin más. Nos pagan por ello ( bien, mal o regular), por lo que hay que rendir cuentas. Con eso claro podemos reclamar derechos. hay que producir para reclamar.

En segundo lugar los empresarios deben ser claros, concisos y responsables con sus empleados. Cumplir lo que se promete para que sus trabajadores respondan lo mejor posible a los requerimientos de cada puesto de trabajo. Para que se produzca mejor hay que cuidar a los que producen. Hay que cambiar la concepción que se tiene de que se produce más cuantas más horas se trabajan. Es un error mayúsculo, los horarios intensivos son mucho más productivos. La masa laboral está mas contenta, porque tiene más tiempo para la familia y el ocio; y además esto produce más consumo, lo que hacer mover la economía. Al estar el tiempo más repartido entre trabajo y familia, el trabajador rinde más en esas horas y se le puede exigir más, y si encima se le incentiva por producir, estará esas horas al 100% de su rendimiento y será bueno para la empresa y para el trabajador.

En tercer lugar el gobierno tiene que hacer políticas orientadas a mejorar esa productividad, legislar para ello, acordar con todos los agentes que puedan influir en ello, empresas, trabajadores, sectores estratégicos, agentes sociales y educativos, para que se reme en la misma dirección.

Hay que empezar por la educación, es vital. Acuerdo educativo ya, a nivel nacional, con pautas básicas e inamovibles, todo ello sopesado, pero hay que hacerlo ya. Hay que hablar con los sectores económicos donde hagan falta personas formadas, hay que ver hacia donde queremos que se oriente nuestra economía y apostar firmemente por ello, con ahínco. aprovechar las ventajas naturales que tenemos los españoles, esa capacidad de darle vueltas a las cosas, orientarlo a ser más eficiente e imaginativos en el trabajo, rendir en él, para disfrutar de la vida después.

Tenemos que ser claros en las decisiones que tomemos, ir hacia un lugar único, con los matices necesarios, aunar esfuerzos para salir del pozo. Basta de buscar picarescas, enriquecimientos ilícitos y mirar un poco porque todos tengamos un puesto de trabajo, del que podamos decir me lo he ganado a pulso.

Todo esto sin el cambio de las empresas y los empresarios que la dirigen no es posible, ellos tienen que estar ahí, apoyando, innovando, arriesgándose. Somos buenos, nos lo tenemos que creer, tenemos el intelecto, la formación, somos dispuestos, solo nos falta quitarnos las lamentaciones, las envidias, la desidia, el conformismo. Tenemos un país ideal para el ocio y el disfrute, pero hay que empezar por ganarse el jornal de verdad y sobretodo que nos dejen ganarlo con honradez y con responsabilidad por parte de todos.

Hay ser como los alemanes en el trabajo, tenaces y productivos, utilizar nuestras virtudes en beneficio de nuestra productividad, sobretodo seguir disfrutando de nuestro ocio como lo estamos haciendo, por esos vivimos más. Todo se puede compaginar, produciendo en menos horas lo que ahora hacemos en esas interminables jornadas laborales, y seguir disfrutando de la vida como lo hemos hecho siempre. Eso que no se pierda, esa familia, amigos, las comidas, la fiesta, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario