jueves, 27 de enero de 2011

Vaya fauna tenemos en el trabajo

Os habéis parado a pensar alguna vez la fauna que tenemos en todos los trabajo. Hay todo tipo de animales en ese hábitat en el que permanecemos un montón de horas al día. Nuestro lugar de trabajo es una jungla llena de peligros que hay que sortear cada día. Aquí tenéis algunos ejemplos que se me han ocurrido.


  1. La hiena. Ese maravilloso espécimen carroñero especialista en quedarse con lo que tu quieres a base de reirle las gracias al jefe y pasando por encima de quien sea.
  2. El hurón. Ese compañer@ que roba por detrás los días libres, las vacaciones, los regalitos, etc... y que te hace pillar unos cabreos de órdago.
  3. El león. Es el rey de la jungla. Está vigilando su redil, con su harem que le hace el trabajo sucio a diario, y de vez en cuando ruge para recordar quién manda y para marcar su territorio.
  4. El perezoso. Ese compañer@ vago, sin sangre y siempre con cara de sueño, que parece que esta empanado y que está pasando el rato.
  5. El pájaro bobo. Esa persona cortita, graciosa, entrañable y que te deja una sensación de pobrecito, pero que te cae bien y le ayudas en lo que puedes
  6. El halcón peregrino. Ese trabajador que sólo trabaja cuando le hace falta, como el halcón cuando caza. Lo hace para salvar el culo y en el momento adecuado, que se le vea, tiene un sexto sentido para ello. Lo malo es que lo conoces bien y te jode que lo haga.
  7. La hormiga. Ese compañer@ currante, que te ayuda, que te echa un mano y que está siempre moviéndose de un lado a otro sin parar.
  8. El ñu. Ese compañer@ que siempre mira hacia abajo y que no te saluda nunca, aunque casi le grites. Está en su mundo, va a piñón fijo y no quiere saber de nada ni de nadie.
  9. El castor. Ese compañer@ que construye y construye una buena reputación y una riada de acontecimientos injustos se lleva todo lo construido y sin avisar.
  10. El cerdo. Como su nombre indica es asín, tanto en sus comentarios como en sus actos. Los hay incluso de pura raza ibérica.

Os invito a que me comentéis en el blog mas ejemplos que se os ocurran.

Gracias de antemano.

3 comentarios:

  1. Yo quiero contribuir a este relato con algún ejemplo más:

    El rata; ese no es ni compañero ni ná, lleva toda la vida viviendo del trabajo de los demás y no se te ocurra pedirle nada...

    La víbora; repta y se desliza sigilosamente al acecho de una víctima a la que inyectar su veneno. Todos conocemos a alguna.

    El tigre; el más responsable y que se hace cargo de todo sin importarle que le caiga otra mancha más en el pelaje.


    Un abrazo a toda la fauna currante!

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno. Os sigo animando, seguro que salen más.
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  3. El topo : No sale de su madriguera hasta que llega la hora de comer.
    El/la tarántula: da miedo pero al final es un bicho inmundo.
    Otra categoria :
    profesiones
    El peluquero: te toman el pelo,claro hasta que te hartas.
    No es bueno dar tanta confianza te rapan al cero y te enteras cauando te quedas calvo.

    ResponderEliminar