domingo, 18 de diciembre de 2011

El camino del agua, Mogarraz

Un camino precioso, circular, que empieza y termina en el pueblo de Mogarraz, Salamanca. Un lugar lleno de agua, riachuelos, bosque, puentes y salpicado todo ello de esculturas durante todo el recorrido. Si visitáis este pueblo salmantino no os podeis perder este lugar, es un remanso de paz, son 6 kilómetros de naturaleza, con rincones espectaculares y agua resonando en tus oídos durante casi todo el camino. Una auténtica maravilla.


Mapa Camino Del Agua






jueves, 15 de diciembre de 2011

UN VIAJE REPARADOR A LA SIERRA DE FRANCIA Y LAS BATUECAS


Este ruta planeada con antelación se convirtió por avatares de la vida en un viaje distinto y diferente a lo que se esperaba, pero todo salió bien, fue un acierto elegir esta zona de Salamanca (que según mi mujer la que no es puta es manca y ella no ha visto ninguna manca, espero que nadie se ofenda).

El día anterior del comienzo del viaje, me dieron una malísima noticia en el trabajo, sin previo aviso, fue una decepción importante y los ánimos estaban por los suelos. Cuando tu labor en el trabajo no se reconoce y se te degrada te sientes fatal, con la moral bajísima. Echando la vista atrás quizás hubo razones para ello, pero las formas, las circunstancias en que se produjo y la encerrona que me prepararon el día anterior a irme vacaciones; me produjeron un bajón importante en mi autoestima. Pero con este viaje y con la ayuda de mi media naranja, de mi contrapunto, de mi amiga y de mi amor, pude levantar cabeza.

Ir a un lugar como la Sierra de Francia, la parte más occidental del Sistema Central, una región con pueblos serranos muy peculiares, con una arquitectura propia y una gastronomía con el cerdo como referente, cuidado con los embutidos de la zona, simplemente espectaculares, no hay nada mejor para secar jamones que el aire de la sierra. Todo esto en un entorno arbolado formado por castaños, robles y pinos en su mayoría, con mucha agua en forma de pequeños ríos caudalosos. En definitiva un lugar para desconectar después de cualquier malísima noticia.
















Concretando más, deciros que este lugar tan ideal se encuentra en la zona suroeste de Salamanca, lindando con el norte Cáceres. Nos alojamos en Mogarraz, en la casa rura l Balcón de Mogarraz, una pequeña casa pegada a la plaza principal del pueblo. Es curioso las casas son de tres o cuatro alturas y bastante estrechas, es lo típico de la zona. Resultó un alojamiento muy placentero, estábamos solos en la casa y nos trataron estupendamente. Recuerdo que la habitación era  grande, decorada con gusto, con un aire antiguo, que junto con la comida que nos preparaban para el desayuno y la cena que era casera y muy rica, formaban un conjunto muy apetecible y acogedor.




El pueblo en su conjunto estaba muy bien cuidado con la arquitectura típica de la zona, casas estilizadas y con mucha madera. Un lugar tranquilo para perderse y de verdad que lo hicimos.  Dimos un paseo maravilloso por la llamada ruta del agua un recorrido de unos cinco de kilómetros alrededor del pueblo, por mitad de un bosque con torrentes de agua, puentes y todo ello salpicado de estatuas de arte abstracto, muy curiosas y originales. Una ruta recomendable, sencilla, bucólica y romántica. Meterse en esa espesura y desaparecer es lo que necesitaba en ese momento.





El pueblo tiene varias empresas de embutido y productos típicos, no os marchéis de allí sin comprar algo de chorizo, salchichón, jamón, lomo o cualquiera de sus derivados, es una exquisitez que hay que probar.

El pueblo principal de la comarca es La Alberca, el más turístico y el que alberga más servicios,  desde numerosas tiendas, un sinfín de restaurantes hasta un buen puñado de alojamientos de todo tipo, hoteles de 5 estrellas, hostales, casas rurales, campings, etc. Es un pueblo precioso, muy bien conservado, pero quizá demasiado explotado, está todo centralizado en él, mientras que el resto de los pueblos son casi igual de bonitos, pero mucho menos orientados al turismo. Si quieres tranquilidad, alojarse en algún pueblo cercano como hicimos nosotros es un acierto.

Aún así una visita a este pueblo es imprescindible para conocer la arquitectura y las costumbres de la zona. Una de ellas es soltar un cerdo por la calles, llamado el Marrano de San Antón, el cual vive de lo que la gente le da de comer, es intocable, en esos momentos es como las vacas en la India, sagrado, eso hasta el 17 de Enero, San Antón, donde se rifa entre los vecinos y sus beneficios van para la cofradía del mismo nombre. Curiosa costumbre, me hubiera gustado ver al cerdo por la calles, tiene que ser un espectáculo encontrártelo al doblar cualquier esquina. Pero estuvimos en Marzo y todo esto había pasado.





Visitamos mas pueblos de la zona como San Martín del Castañar del que hay que destacar su castillo y su plaza de toros cuadrada, muy original, lo de cuadrada es un decir, es un polígono irregular.




Digno de mención Miranda del Castañar, un pueblo medieval, con parte de la muralla integrada en las mismas casas. Muy bien conservado, situado en un alto, con unas vistas dignas de mención, todo el pueblo rodeado de árboles y bosques, un lugar precioso. Estuvimos paseándolo y nos encantó, quizá el pueblo más bonito de la zona.






También subimos a la Peña de Francia, una mole de 1727 metros que aparece de repente, en todo lo alto se encuentra un monasterio, una hospedería para alojarse y un repetidor enorme. Desde allí se ve toda la meseta salmantina, hasta donde alcanza la vista, es un espectáculo para contemplar. El silencio y la quietud con la que te encuentras sencillamente sobrecoge. Te sientes pequeñín allí arriba.





Desde la Alberca nos acercamos a un lugar ya en la provincia de Cáceres llamado Las Batuecas, para llegar no haces más que bajar por una carretera sinuosa, hasta que de repente en una de la curvas aparece el desvío, llegas hasta un monasterio semi-abandonado que es donde empiezas una ruta remontando el río, lleno de cascadas, gargantas e incluso pinturas rupestres por el camino, por favor ni os molestéis en ir hasta ellas, casi no se ven, solo merece la pena subir a ellas para ver el recorrido desde arriba y ver el desfiladero que produce del río.  Como casi siempre dispusimos de poco tiempo, nos hubiera encantado hacer la ruta completa. Era un lugar mágico, frondoso, con una naturaleza en todo su esplendor. Cerca de allí es parada obligada ver los meandros del río Alagón un precioso paraje, puedes ir hasta la orilla desde la carretera.





Conocer estos parajes tan apartados, tan inmensos y tan espectaculares hicieron que este viaje fuera un bálsamo para mi alma,- La mente intenta borrar los malos momentos y hasta casi tres años después no me he animado a contarlo, realmente con este viaje y la ayuda de mi pareja pude digerir mejor el mal trago pasado.

Dedicado a la persona que mejor me conoce, incluso mejor que yo. Gracias Susana

viernes, 9 de diciembre de 2011

“ FUGA”, FRESCA, DIVERTIDA Y ENTRETENIDA








Ir al teatro, sea la función mejor o peor, es un auténtico placer, sentir de cerca a los actores, sus reacciones, es una sensación mucho más placentera que verlos en el cine o en la televisión. No me extraña que a la mayoría de los actores, el teatro les parezca el mejor medio para trabajar, es la actuación en estado puro.

En cuanto a la obra que nos ocupa decir que es pura diversión, con un guión fresco, con algo de crítica a la política, pero dirigido al entretenimiento puro, a estar pegado hora y media en la butaca riéndote observando el desarrollo de la historia y las buenísimas actuaciones de los actores, todos muy divertidos e hilarantes.

El Teatro Alcázar, al ser un teatro relativamente pequeño ayuda a que el espectador se sienta más cerca de la obra y se involucre más en ella.
Me encantaría resaltar las actuaciones de Amparo Larrañaga, de familia le viene al galgo y de José Luis Gil, no todo es ser el señor Cuesta. También destacar el papel más divertido de la obra el que realiza magistralmente Francesc Albiol, todo un descubrimiento.

Si quieres pasar un buen rato, evadirte de problemas, reírte, echar unas carcajadas, has elegido la obra de teatro ideal. Los actores están en estado de gracia, muy graciosos, con chispa, congenian muy bien entre ellos y con el público. En definitiva simplemente fresca y divertida.

Ideal ir a la función de las 19.00h, un sábado, te deja tiempo después para ir a cenar o pasear por el centro de Madrid. Todo en su conjunto forma una velada perfecta.

Os dejo un enlace con el dossier de la obra para vuestra información







domingo, 4 de diciembre de 2011

Playa de los Genoveses en el Cabo de Gata, Almería.

Ordenando todos los vídeos que tengo me he encontrado este de la Playa de los Genoveses en el Cabo de Gata, Almería.

Estuvimos en Septiembre del 2008 por tierras almerienses, sin duda un descubrimiento, la aridez y el paisaje desértico también tiene su encanto. Nos alojamos en Mojácar en un hotel de playa, visitamos el Cabo de Gata y nos pareció un lugar con algo especial, diferente, apetece perderse por allí y que no te encuentren, en el último mes del verano se está muy a gusto, poca gente, ideal para conocerlo sin prisas ni agobios.

Es una playa virgen de las pocas que quedan en el Mediterráneo, espero que esto sea así siempre, ojalá las construcciones nunca mermen este paisaje único y casi lunar.





martes, 29 de noviembre de 2011

UN DOMINGO EN EL CENTRO MADRID




27 de Noviembre de 2011, en torno a las 13,30h, llegamos a la Puerta del Sol en el tren, salimos y nos encontramos con esta plaza emblemática, conocida por dar entrada a los nuevos años, ya decorada y engalanada para la Navidad. Por supuesto con mucha, mucha gente en su extenso suelo, ya casi todo peatonal y recientemente remodelado, incluso han movido a su sitio original la famosa estatua del oso y el madroño. Solo está de obras el edificio del cartel del Tío Pepe, que provisionalmente no está, por la remodelación de este inmueble para acoger la futura nueva tienda de Apple.

La Puerta del Sol tiene vida propia, es un lugar que nunca duerme, acoge a todo tipo de gente, turistas de todas las nacionalidades, familias, parejas de toda índole, manifestantes, policía, vagabundos, artistas diversos, carteristas, todos ellos en un equilibrio perfecto como si fuera un ecosistema propio.  Admite todo tipo de individuos, es un lugar abierto a la diversidad, aunque en las últimas fechas todo está orientado al negocio, pero siendo honesto, en esta época de crisis bienvenido sea, que no falte trabajo y que el dinero fluya, que es lo que necesitamos para salir del agujero.

Hacía bastantes años que no visitaba el centro en estas fechas, después de que el agobio se apoderara de mi persona por la marabunta de gente que nos encontramos en fechas prenavideñas al entrar en la estación de metro de Sol. Prometí no volver en esas épocas, pero las promesas de ese tipo se dicen con la boca pequeña y he vuelto. Han pasada años y cada vez llevo peor las aglomeraciones, la edad y el vivir en un pueblo son las razones principales, junto a que estamos acostumbrados a viajar fuera de temporada, entre semana, con poca gente; todo esto en conjunto me lleva no a huir de ellas, si no a evitarlas lo más posible.

Esto no significa que la experiencia no sea satisfactoria, sino que sería mejor de otra manera, pero el centro de Madrid es así, es pura ebullición. O te adaptas o te pasa por encima.  Ir en estas fechas navideñas merece la pena, ver la decoración navideña montada, unas luces muy bien escogidas, el famoso Cortylandia, el mercado navideño de la Plaza Mayor con sus puestos llenos de figuritas para el belén con todo tipo de adornos para el árbol. También tomarse una caña con un bocata de jamón o de calamares sienta de maravilla, un chocolate con churros te templa y te calienta el cuerpo. Es un espectáculo de luz y color, que no me extraña que guste tanto a los niños como a sus padres, ver a los abuelos con sus nietos, a las parejas, a la gente comprando regalos, todo un mundo propio, un engranaje perfecto que forma un conjunto curioso y  digno de ver, merece la pena incluirse en él por un día y degustar esa vitalidad que irradia esta zona de Madrid.

Solo un consejo, hay que ir con paciencia y con un pequeño itinerario en la cabeza, porque dar vueltas por aquella zona sin rumbo, puede frustrar o agobiar en ocasiones, por el gran tumulto de gente que se encuentra allí. Es difícil improvisar con tantas personas haciendo lo mismo, todo está lleno y no permite muchas libertades.

Después de una temporada sin ver Madrid en Navidades ha sido un día con buena compañía, que me ha recordado la vitalidad y la diversidad de la capital de nuestro reino. En Europa no creo que haya una ciudad con tanta energía como Madrid.

sábado, 26 de noviembre de 2011

UN VIAJE ALUCINANTE A ÚBEDA, BAEZA Y CAZORLA


Este viaje realizado en Mayo de 2008, Susana y yo lo pasamos estupendamente, por lo que me he decidido a escribir nuestra gran experiencia en esta zona.


Baeza

Es una ciudad Patrimonio de la Humanidad, rodeada de olivos y con un patrimonio cultural amplio y precioso. Os dejo un enlace para que os empapéis de esta histórica ciudad.


Nos alojamos en el Hotel La Casona del Arco. Un hotel coqueto, pequeño y acogedor. Una habitación abuhardillada con suelo de madera, muy amplia y romántica. A destacar el desayuno a la carta y un maravilloso spa para parejas. Un lugar ideal para quedarse en este precioso pueblo que bien se tiene merecido la categoría de Patrimonio de la Humanidad.


Muy recomendable coger una visita guiada por él, las hay conjuntas con Úbeda, es un acierto. Te haces una idea del pueblo en general, te explican algo de su historia y de sus principales monumentos y como es pequeño, después puedes descubrir sus recovecos más tranquilamente, por ejemplo perderse por detrás de la catedral, con esos pasadizos y callejuelas, por cierto allí rodaron escenas de la película del Capitán Alatriste.

Otro de los paisajes que se te quedan en la retina es ese mar de olivos que se divisa desde lo alto del pueblo, hectáreas y hectáreas hasta donde alcanza la vista, un espectáculo.

En cuanto a sus monumentos destacar el conjunto monumental formado por la Catedral, el Palacio Arzobispal, el Palacio de Jabalquinto, sin perderse el instituto donde impartió clases Antonio Machado, mantienen un aula como las de entonces, es muy curioso visitarlo.

Todo se encuentra en un estado de conservación óptimo y es un placer pasear por estos lugares, degustando algún manjar en alguno de los bares de la plaza principal, recuerdo que estuvimos en uno, no recuerdo su nombre, estaba por detrás de la plaza, donde ponían muy buenas tapas, una diferente cada vez, llegamos hasta la cuarta tapa, pero había gente que iba por la sexta y la séptima, me habría quedado allí más tiempo para probarlas todas. Lo que es un lujo son las aceitunas, simplemente perfectas, que aliños, se me hace la boca agua al recordarlo.





Úbeda

Es la otra pata del banco, es bastante más grande, pero el conjunto monumental es espectacular, todo muy concentrado, una maravilla que no hay que perderse. Ideal con visita guiada, te empapas mucho más de lo que fue esta ciudad.


En mi opinión la joya de la corona es La Sacra Capilla del Salvador, mandada construir por Don Francisco de los Cobos, secretario de Carlos V, personaje responsable del auge de esta villa. Mi amigo se mando construir una capilla funeraria, que si no te lo explican piensas que es una iglesia, es de un lujo fuera de lo común, te da que pensar de la importancia de Francisco de los Cobos y del egocentrismo del mismo. Como ocurre casi siempre no vió acabada su capilla y fue su mujer la que la acabó ya sin tantos lujos, esto se puede ver en la fachada principal, donde a partir de cierta altura, los materiales y la decoración cambian por completo.

El resto del conjunto lo forman palacios e iglesias que son utilizados por el Parador de Úbeda, el Ayuntamiento, etc… No hay nada mejor para la conservación de los monumentos que se utilicen, es la mejor manera para mantenerlos en óptimas condiciones, si no se utilizan en pocos años se deterioran a pasos agigantados.

Durante el recorrido que hicimos también me llamó la atención las Antiguas Casas Consistoriales y el Hospital de Santiago, este último llamado por la guía El Escorial de Andalucía, este comentario me hizo gracia, como tiran hacia su tierra los guías, no tiene nada que ver con el Escorial ni en arquitectura ni en tamaño, pero merece la pena su visita.





Sierra de Cazorla

Nos alojamos en el Hotel Sierra de Cazorla, situado en el pueblo de La Iruela. Es un establecimiento ideal para conocer este Parque Natural de la Sierra de Cazorla. Tiene una parte de tres y otra de cuatro estrellas, piscina y spa. Un lugar para descansar después de una jornada campera por esta maravilla de la naturaleza formada por árboles y más arboles, junto a muchísima agua, pantanos, ríos que lo cruzan y sobretodo el nacimiento del Guadalquivir.


Nosotros debido al poco tiempo que dispusimos hicimos la ruta del Río Borosa, un espectáculo, un río caudaloso con una ribera maravillosa, con cascadas y encajonamientos que lo convierten en una excursión preciosa , de baja dificultad, que si paráis por aquí merece la pena hacerla.  No la terminamos por falta de tiempo y porque en las dos o tres horas que estuvimos, nos hizo sol, nos llovió, pero aún así nos encantó.

La Sierra de Cazorla es un lugar para estar una semana y recorrerlo en toda su extensión, debería volver y probar el Parador de Cazorla, todo se andará. Junio tiene que ser una fecha ideal, porque el calor no aprieta mucho todavía.

Un paseo por la Iruela y por el pueblo de Cazorla es imprescindible. Este último tiene un castillo imponente y unas callejuelas preciosas para recorrerlas,y como no, terminar tapeando por sus bares. Atención especial al aceite de esta zona, tiene denominación de origen.






Para terminar decir que fue un viaje redondo, de esos que dices me ha salido a pedir de boca, lo he clavado, no puedo poner ni un pero,  ni a los lugares visitados, ni a sus gentes. Todo fue genial y os lo recomiendo, eso sí, sin prisa alguna, que es como mejor se viaja. Con el tiempo he aprendido que viajar es un placer y no un estrés, es mejor degustar con tranquilidad lo que ves y si te falta algo volver otra vez más adelante.

jueves, 24 de noviembre de 2011

PARADOR DE ARGÓMANIZ, UN LUGAR PARA DISFRUTAR Y DESCANSAR





Lo primero decir que este establecimiento se encuentra en un pueblecito pequeñito, formado por el propio parador, la iglesia y un afloramiento de chalets de semilujo que en conjunto forman un lugar tranquilo, un retiro a unos 10 kilómetros de Vitoria. El pueblo está en una pequeña loma desde donde se divisa toda la llanura verde que rodea la capital alavesa, es un bonito espectáculo despertarse, asomarse a la ventana y ver todo ese paisaje infinito.

El Parador invita al descanso, nos proporcionaron una habitación de ensueño, enorme, confortable, una cama amplia y cómoda, con una zona de estar con sofá, en definitiva me habría quedado allí a vivir. El baño simplemente espectacular, con plato de ducha por un lado y bañera por otro, esta última con vistas, ya que estaba debajo de la ventana, por lo que mientras te dabas un baño relajante veías el verde maravilloso del País Vasco.

Las zonas comunes se encontraban en el Palacio renacentista y las habitaciones en dos corredores uno a cada lado donde se distribuían las estancias. Es un parador que compagina lo antiguo con lo más moderno y confortable, creo que es un acierto por su parte. En mi opinión es un camino que esta institución hotelera está impulsando tanto en sus nuevas aperturas como en la rehabilitación y acondicionamiento de los paradores ya existentes. Con esta manera de entender este negocio se consigue llegar a más público, eso sí, sin perder la esencia de paradores, la calidad en el trato,  el servicio y el mantenimiento del rico patrimonio de muchos de los edificios que forman esta red única en España.

Mención especial al trato que recibimos por parte de su personal, fue magnífico, tuvieron el detalle de darnos una habitación superior, quiero decir nos dieron la habitación con mayúsculas, es en la mejor estancia que hasta hoy he estado alojado, gracias por el detalle. Por otro lado deciros que tenemos la costumbre de rellenar los cuestionarios de satisfacción de los hoteles a los que vamos y pusimos una sugerencia respecto a que a la hora de la siesta el jardinero estaba pasando el cortacésped y que sería mejor que lo hiciera a otra hora más adecuada. Lo dejamos en recepción y nuestra sorpresa fue que a la semana recibimos carta del Parador diciendo que tomaban en consideración nuestra petición pidiéndonos disculpas por la incomodidad que pudiera haber producido aquel hecho. Nos quedamos alucinados al abrir la carta, no nos lo esperábamos, estos detalles distinguen a paradores del resto de cadenas turísticas. La atención que se le da a sus alojados es máxima, tanto cuando están allí como cuando no.

Para terminar me gustaría destacar el lugar del desayuno y de las cenas, ese maravilloso salón que se encuentra en la última planta, bajo el tejado de madera del Palacio, Es precioso, acogedor, le da un punto de señorío, un acierto el poner el comedor allí. Fueron un placer tanto los desayunos como la cena que degustamos allí. Cuando se calidad, cantidad y buen servicio producen una sensación de satisfacción fuera de lo común.

Solo una sugerencia, poner una piscina de verano, ya sé que es el norte de España, pero sería el colofón a este Parador que nos resultó fuera de lo común. Fue una experiencia maravillosa de descanso y gastronomía, con ganas me habría quedado allí más días y conocer a fondo toda aquella zona que tiene infinidad de posibilidades ( Vitoria, la Rioja Alavesa, Embalses del Gorbea, etc…), pero así podré volver y rememorar esta gran estancia de dos días en esas maravillosas tierras.


domingo, 20 de noviembre de 2011

Cantabria te atrapará y volverás

Aquí os dejo un vídeo homenaje a estas tierrucas que tanto amo y deseo. Se lo dedico a mi familia materna que allí se encuentra y tan bien nos trata.



lunes, 14 de noviembre de 2011

BODEGAS REAL, REALMENTE UNA BODEGA CON ENCANTO





Lo primero expresar que ha sido un auténtico placer visitar esta bodega familiar, no solo por la característica de que sus propietarios son de una familia extremeña, sino porque el trato cercano e íntimo que nos han proporcionado Mari y Patricia nos ha dejado muy satisfechos.

Es una bodega con tres millones de litros de capacidad en sus depósitos, que comparado con los volúmenes que manejan otras bodegas de la zona de La Mancha, se queda en una bodega pequeña, que no significa menor, sino familiar, con otra concepción del mundo del vino, más directo al cliente y a lo que le gusta.


Se encuentra en la Finca Marisánchez, 800 hectáreas de terreno, de los cuales 280 son de viñedos con unas 500.000 cepas de diferentes variedades predominando un 80% de Tempranillo y un 20% de Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Chardonnay y Viura. El resto está plagado de olivos (también tienen aceite que lo realizan en una almazara de Toledo) y cereal. Todo ello forma un conjunto maravilloso, un paisaje precioso, que con la cercanía del Embalse de la Cabezuela, se realza mucho más, dan ganas de coger una cesta de comida , un mantel y sentarte alrededor de alguna de las encinas junto al pantano y degustar deliciosos manjares con un buen vino de la bodega.
Muy recomendable visitar estos parajes en otoño, el color ocre de las hojas de los viñedos, le dan una gran belleza al lugar. No sabes si es más bonita la vid con el verde de primavera o con el color otoñal de las hojas. Es un dilema fácil de solucionar, hay que visitar viñedos y bodegas en las dos estaciones y punto.

En cuanto a la visita propiamente dicha, fue amena, bien explicada, sin muchos tecnicismos, fácil de entender, ideal para introducirte en el mundo del vino. Como casi siempre ocurre aprendo algo que no había descubierto hasta ahora, como se realizan los vinos rosados y la manera que tiene de depurar y filtrar los vinos blancos. Es interesante saber que el rosado se saca de la uva tinta, de cualquiera de sus variedades, al realizarse menos remontados en los depósitos, por lo que se mezcla en menos ocasiones  con el sombrero (pieles, pepitas, restos vegetales procedentes del prensado de la uva  que se acumulan en lo alto del depósito en el proceso de fermentación del vino). El color intenso del vino tinto lo dan esos remontados del vino en el depósito, con ellos el color del vino coge intensidad, sino se quedaría muy claro y sin cuerpo.

Otra de las cosas interesantes que nos explicaron es que analizan los diferentes terrenos de la finca para saber cuál es el mejor para cada tipo de uva, que junto a la orografía del terreno, es decir,  si está más en llano o en una loma, cambia la humedad y hace que el desarrollo de la uva sea diferente.  Salen dos vinos diferentes según la tierra, las condiciones climáticas, la humedad, aunque el tipo de uva sea el mismo. De esta manera la vendimia se realiza en diferentes fases, según el tipo de uva y las condiciones a las que se ha visto sometida. En esta región manchega se suele recoger la uva en horas donde el sol ya no calienta tanto, para que  llegue lo más fresca posible a bodega para que su tratamiento sea ideal.

Me resulto curioso que los jaulones con las botellas, no están en la propia bodega, sino que se encuentran en Valdepeñas en cuevas, donde por lo visto las condiciones de conservación son mucho mejores para la crianza del vino.

Me gustó el concepto del mundo del vino que tenía  nuestra guía, promulgaba promover la cultura del vino entre los jóvenes, disfrutar bebiéndolo, conociendo los conceptos básicos de la cata, pero sin darle excesiva importancia técnica, lo orientaba más a la percepción sensorial para decidir si un vino esta bien hecho o no. Promulgaba la idea de que los vinos no tienen que ser caros para ser buenos, se puede conseguir la excelencia a un precio razonable.

La bodega tiene una variedad de vinos más que aceptable, tintos jóvenes, crianzas y reservas, blancos, rosados, cavas e incluso moscateles. También comercializan aceite e incluso licores.
También toca el palo del enoturismo, con salones para bodas y eventos, un restaurante llamado El Umbráculo, que por sí solo merece un artículo propio y catas de vinos con una sala blanca impoluta donde degustar, oler y admirar sus caldos. El lugar admitiría un alojamiento, seguro que lo tienen en mente, pero la crisis seguro que lo ha retrasado, por cierto tiene un acuerdo con un alojamiento en Daimiel llamado Hotel Doña Manuela con descuentos importantes, tengo referencias de otra Manuela, mi madre, que se ha alojado allí y me ha comentado maravillas del lugar.

http://www.hoteldemanuela.com/

En definitiva una bodega pequeña, pero con grandes expectativas, busca lo que el mercado demanda, tanto el nacional, como el internacional. Hay que adaptarse a los tiempos y eso salvará al vino que junto al turismo enológico conseguirá mantener todo este mundo en nuestra cultura popular.

Dedicado a Mari y a Patricia, sois un gran activo para la bodega, se nota que os gusta lo que hacéis y lo transmitís. Gracias.

domingo, 13 de noviembre de 2011

TABLAS DE DAIMIEL, UN HUMEDAL EN PLENA MANCHA






Que sorpresa tan grata conocer este Parque Nacional tan peculiar, te lo encuentras de bruces después de recorrer los  escasos 8 kilómetros desde Daimiel, por una carretera llena de la triada de la mancha (viñas, olivos y cereal). Un paisaje que en Noviembre está encantador, con las vides con un color ocre impresionante, los olivos cargados de aceitunas casi listas para su recolección, todo ello con el contraste de la desnudez de los campos de cereal, ya arados, despuntando ya algunos brotes de un verde que casi hace daño por su intensidad.

Sin esperártelo te encuentras rodeado por agua que no sabes de donde ha salido, no imaginas que en plena llanura manchega te encuentres un humedal de estas características. Este paisaje de tablas fluviales se produce por el desbordamiento del rio Guadiana y Cigüela, que debido a la falta de pendiente fluye a la superficie. Hasta hace poco se nutría de acuíferos, pero la esquilmación para obtener cultivos de regadío los ha dejado muy por debajo del nivel para que brote el agua, ahora este humedal se nutre de las lluvias, lo que aportan algunos de los ríos que allí desembocan y algún trasvase de agua desde el Tajo.

La declaración de Parque Nacional en 1973 ha conseguido proteger en mayor o menor medida este ecosistema tan peculiar. La gran cantidad de aves migratorias que pueblan esta zona de aguas, donde pasan gran parte del año, antes de migrar a zonas más templadas en invierno, lo hacen único.  Os dejo el enlace de la página oficial del parque para que os empapéis de la variedad de fauna que puebla estas tierras pantanosas.


Todo está plagadito de patos, garzas, cigüeñas, somormujos, etc… que forman un conjunto de biodiversidad que sobrecoge. Ver tantas aves juntas como si fueran un coro bien orquestado te deja estupefacto, pasear por esas pasarelas de madera roídas por la humedad  y contemplar esta maravilla merece mucho la pena. Pararse y contemplar como los patos de repente desaparecen bajo el agua y aparecen unos metros más alejados es un espectáculo digno de ver, sobre todo tan cerca, a escasos metros. No podemos permitir que esto desaparezca por la acción humana, debemos preservar este lugar a toda costa, para que podamos disfrutar de la naturaleza en estado puro. Mención especial son ver a las garzas alzar el vuelo cuando se sienten acosadas por la cercanía de los visitantes, el sonido de aleteo de sus imponentes alas chocando con el agua, multiplicado por decenas de ellas, es una visión que no se olvida fácilmente.

La visita del parque se divide en varios recorridos marcados en diferentes colores, el más utilizado es el amarillo, que circula por diferentes islas, cada una con un nombre diferente, unidas con unas pasarelas de madera sobre el agua y zonas palustres. Es un paseo fácil, evocador,  en el que harás multitud de paradas para contemplar el maravilloso paisaje y quedarte estupefacto con las aves que allí se encuentran. Recomendable llevar una buena cámara, con el máximo zoom posible, e incluso unos prismáticos para contemplar aún más de cerca las costumbres de la fauna tan diversa que nos encontramos en este lugar. En definitiva es un remanso de paz roto solo por el precioso despegue de bandadas de aves formando un armonioso conjunto visual y sonoro.





También merece la pena la visita al Molino de Molemocho, en el cauce del Guadiana, un molino rehabilitado recientemente, donde te explican el funcionamiento de estos molinos de agua y su historia. No sólo existe este, en el parque y sus alrededores existen varios, unos rehabilitados, otros en ruinas y otros desaparecidos en su totalidad. La razón por la que se encuentran en estos parajes, es la falta de pendiente, por lo que su construcción se realizaba para orientar el agua hacia un lugar y precipitarla para que movieran las enorme piedras que molían el grano para realizar los diferentes tipos de harinas. En este lugar te enseñan la importancia del agua y la relación que mantiene con sus gentes, que han determinado aspectos culturales y actividades tradicionales de la zona. Me resultó curioso que incluso en los años 50 se plantó arroz .

Si queréis comer en el parque tiene un restaurante con menú del día, me gustaron mucho sus gachas, plato típico manchego a base de harina de almorta.

Por cierto una mención especial a la persona que nos atendió en el Molino de Molemocho, nos explicó muy bien el funcionamiento de los molinos, de la historia del parque, las costumbres del lugar, etc… No recuerdo ahora su nombre, pero se nota que le gustaba lo que hacía y lo transmitía con entusiasmo. Ayudó que estábamos solos los tres, es un lujo conocer los lugares casi solos, es lo que se consigue viajando entre semana, pero esto no lo digamos mucho, que la gente nos lo va a copiar.

Ha sido un descubrimiento conocer este lugar, me dejo con la boca abierta, no me lo esperaba y lo recomiendo encarecidamente.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Bodegas visitadas

Parador de Almagro, convento de lujo para los sentidos








VÍDEO DEL PARADOR DE ALMAGRO


Este convento franciscano del siglo XVI nos recibe con una entrada preciosa, con una fuente rectangular sencilla  en un patio empedrado con una fachada tapizada por la vegetación, este se utiliza como parking para alojados, junto con otro adyacente que parecen las caballerizas del convento.

Lo primero que llama la atención son los 14 patios con los que te recibe este parador singular con sus 55 habitaciones distribuidas en solo dos plantas, una baja, donde se encuentran  todas las zonas comunes (comedor, sala de chimenea, patios, bodega, piscina, etc.) junto a unas pocas habitaciones,  y la primera planta donde se encuentran el grueso de las estancias.

Tiene un mobiliario sencillo, clásico y austero, queriendo emular así al pasado de convento franciscano que envuelve a todo el complejo. Esto no significa que sea incómodo,  todo lo contrario, produce una sensación de calidez y acogimiento que te hace sentir como en casa. Esos maravillosos pasillos para ir a la habitación con los ventanucos hacia los patios, en los que te paras siempre  para echar un vistazo, porque realmente son una maravilla, cada uno diferente al anterior. En definitiva un conjunto maravilloso, cómodo, cálido, tranquilo, un lugar para descansar y relajarte, en un convento lleno de historia en un pueblo precioso que rebosa cultura por todo sus poros.

Como muchos sabéis Paradores se distingue de otras cadenas hoteleras por el trato personalizado y exquisito al cliente y en este parador se mantiene como insignia. Mención especial a su personal de comedor que te tratan con una exquisitez que les distingue de cualquier otro lugar. Siempre con una sonrisa y unos modales de excepción, incluso cuando la cocina tarda un poco más de lo habitual en tener los platos, ellos lo explican claramente con las disculpas pertinentes, a cara descubierta y sin esconderse, esto se agradece y se perdona, son gajes del oficio y cuando se explican es mucho mejor y se comprenden más fácilmente por parte de los clientes.

Destacar la confortabilidad de la habitación, amplia, cómoda, vamos de las que te apetece estar en ella, echarse una siesta, estar leyendo o con el ordenador. Me gustó el azul del techo, la azulejería y el detalle de la pila para el agua bendita que tenían los monjes, dejarlo es un acierto y te recuerdas dónde estás realmente, en un edificio con mucha historia detrás. El baño, quizá algo pequeño, pero con todo lo necesario, me encantan las amenities de paradores, como siempre la ducha y bañera amplias, con un agua caliente de diez, que se regula estupendamente. La temperatura de la habitación genial, y eso que estamos en un convento todo de piedra que se presupone frío, pero nada de eso una temperatura ideal para estar en la habitación. Esta confortabilidad es la diferencia a hoteles de igual calificación, estás como en casa, cómodo y a gusto.

Este parador tiene piscina, ideal para el verano caluroso  y seco de La Mancha. Grande y amplio es el patio donde se encuentra, en estos momentos la están reformando para dar un mejor servicio. Por cierto están trabajando en la remodelación de algunos patios y no se oyó ningún golpe de los trabajadores, hasta en estos detalles Paradores se distingue, para no perturbar el descanso de sus clientes.

Querría mencionar que es un lugar ideal para casarse, me casé en un lugar de este tipo, y es muy agradable y cómodo hacerlo todo en el mismo lugar, un acierto sin duda, Casarse en uno de los patios tiene que ser una maravilla. En recepción encontrarás toda la información para celebrar un evento de estas características, dan muchas opciones.

Si me permitís una recomendación, volver a los pueblos ya visitados anteriormente, y alojarse en el Parador de turno, permite disfrutar más todavía tanto del lugar como del establecimiento elegido. El no tener que visitar de nuevo los monumentos a la carrera para abarcarlos todos, es un lujo, puedes pasear el pueblo o ciudad, conocer su ambiente, su gastronomía, su gente y todo lo que te pierdes en esa primera visita. Por otro lado disfrutas de las excelencias del alojamiento peculiar donde te alojas, lo recorres y lo degustas con más ganas que la primera vez.

No puedo terminar sin mencionar Almagro como un precioso pueblo blanco, enrejado, con esas grandiosas casas, palacios con unos escudos y unas puertas maravillosas. Mención especial a su plaza con soportales y ventanales verdes, es la más bonita que conozco. No os perdáis el Corral de Comedias y el Museo Nacional del Teatro, me encanta el amor y la pasión por el mismo de este pueblo, todo su programa cultural gira en torno a este arte escénico.

La Mancha es un lugar por descubrir para mí y para mi pareja, lo tiene todo naturaleza, arte, gastronomía, literatura, teatro, vino, etc.  No nos podemos perder todo esto. Prometo continuar descubriéndola.

domingo, 6 de noviembre de 2011

LAS CAMPAÑAS ELECTORALES




Como primera reflexión decir que me parecen en anodinas y prescindibles. Son un gasto innecesario de dinero de nuestros impuestos, y si no es así que saquen a la luz las cuentas de los partidos, su financiación, sus ingresos y sus gastos. La transparencia brilla por su ausencia en estos temas e incluso los medios de comunicación casi nunca hablan de ello, parece que hacen oídos sordos ante un problema que puede interesar mucho a los ciudadanos.

Ver en televisión esos  enormes mítines en plazas de toros o en polideportivos, todo lleno de banderas y merchandaising electoral, solo vale para el lucimiento personal del candidato de turno y para que sus seguidores le lleven en volandas, es como si Casillas convocara a sus fans y les diera un discurso de madridismo.

Me resultan aburridas y parece que solo valen para rellenar telediarios. Estos en campaña se convierten en una sucesión de reproches de unos candidatos a otros, en unos montajes de imágenes donde los candidatos dicen obviedades y generalidades sin concretar medidas que aplicar si llegan a presidente. Vamos los telediarios se convierten en un pequeño “Sálvame” con los candidatos tirándose pullas entre ellos, para conseguir salir más minutos en pantalla.

Son una pérdida de tiempo y de dinero, no me creo que consigan réditos electorales que compensen la inversión que suponen.

Lo ideal sería hacer debates electorales entre los partidos más representativos en los cuales expusieran de una manera concreta y concisa sus programas electorales, para después debatir sobre cada tema, para que los electores pudieran elegir sabiendo realmente lo que van a votar, conociendo las medidas económicas y políticas de cada candidato y así poder elegir en consecuencia.

Yo votaría por una campaña de debates tanto televisivos, como en el congreso, tenemos un hemiciclo infrautilizado, porque no se utiliza en campaña para estos debates. Sería ideal que en las 3 semanas de campaña se debatieran los distintos temas que nos importan en esta institución que se creó como alid de la democracia.

Con ello se ahorraría en campañas publicitarias inútiles, caras y que sólo sirven de lucimiento personal de los candidatos con más poder. También produciría que se conocieran más alternativas a los dos partidos generalistas, que copan todos las noticias en los medios de comunicación, debido a que controlan mucho mejor a los medios y saben tocar mejor las teclas para financiarse. Sería mucho más justo para el resto de partidos y se podrían crear corrientes nuevas que renueven esta política de chupópteros que actualmente se está imponiendo. Por favor queremos ideas y caras nuevas, con otro talante y sin miedo a decir lo que realmente se piensa y sin pasar tanto por el filtro de la multitud de asesores que tiene nuestros actuales políticos.

Que ganas tengo de que salgan políticos que digan las cosas claras, los hay pero los partidos los esconden no se les promocionen, las verdades escuecen, un ejemplo, Antonio Basagoiti. Un político del PP, es una persona que dice lo que piensa, este o no de acuerdo con las líneas generales de su partido. Me considero una persona de izquierdas, pero este ejemplo me parece muy bueno. Ha sido capaz de llegar a un acuerdo con el Partido Socialista de Euskadi para gobernar allí conjuntamente. Se pueden llegar a acuerdos entre partidos diferentes, si cada una de las partes cede en sus pretensiones iniciales, pero con un rumbo fijo común.

En conclusión cuando los políticos y la política atiendan los problemas de la gente, sean claros y precisos y no despilfarren en las campañas electorales volveré a creer en ellos. Creo en el sistema democrático, pero necesita una reforma ya. Listas abiertas, más participación ciudadana y unas instituciones más asequibles para los ciudadanos, más otras muchas cosas que darían para más artículos.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

HOTEL EUROSTARS MADRID TOWER, UN HOTEL MUY ALTO, PERO NO EN TODO



Después de una serie de avatares que no merece la pena explicar regalé a mi mujer una estancia de una noche en este hotel situado en una de las cuatro torres de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid en el Paseo de la Castellana. Lo primero decir que estar debajo de esta cuatro torres sobrecoge, vaya moles, no me imagino el día que conozca New York, te tiene que entrar una tortícolis, solo con mirar para arriba todo el rato.

Elegí una promoción de las muchas donde elegir en su página web, en concreto fue la de Sumérjase en las alturas que consiste en lo siguiente:
·         Una noche de alojamiento para 2 personas en habitación superior
·         Desayuno buffet para 2 personas en nuestro Restaurante Panorámico de la planta 30
·         Acceso al Well Health Club de la planta 29 ( Vitality Pool, Hammam y Sauna)
·         Tratamiento para 2 personas de 30 minutos de duración (masaje relajante)

Felicitarle por la variedad de promociones que ofrecen, tiene un buen equipo de marketing y una web bien diseñada.



Todo tenía una pinta estupenda, llegamos, aparcamos en el parking del hotel, nos registramos y subimos a la habitación, me pareció raro que un hotel de 5 estrellas no te lleven la maleta y te acompañen a la habitación, pero bueno es secundario.

La habitación lo mejor que tiene son las vistas, en una planta 17 es lo que tiene, aunque un poquito más hacia la Castellana no hubiera estado mal, pero el atardecer que vimos mereció la pena.  Es  más pequeña de lo que me esperaba, eso sí aprovechada al máximo, lo mejor lo bien resulto del baño, una ducha magnífica y una bañera para el que quiera relajarse.  Bien iluminada, con una consola de luces que daban juego. En general cómoda y correcta, pero le falta algo que destaque, pero quizá sean las vistas. Es una habitación más de un 4 estrellas que de un 5, quizá estar en una planta alta y en esa torre en La Castellana le hayan dado esta última estrella.

Una habitación algo pequeña

Buenas vistas


Lo siguiente que teníamos en el plan era el Spa de la planta 29 y en realidad nos quedamos un poco fríos. Unas vistas maravillosas desde el jacuzzi pero no se puede considerar que sea muy completo, le falta un poco más de recorrido, le faltan cosas. Un hotel de esta categoría necesita un spa de más enjundia, que llame más la atención y te deje más relajado, le falta variedad. Por cierto el suelo resbalaba mucho, lo tienen que mirar, tuvimos una caída al bajar a la planta donde daban los masajes, Está peligroso y deberían revisarlo. En cuanto a los masajes relajantes, sí que lo fueron, por cierto también con vistas. En conclusión una zona de relax muy mejorable, creo que por debajo de lo que debería ser para un hotel de esta categoría.

En cuanto al desayuno  he encontrado la pareja ideal al Parador de Alcalá, ha sido perfecto en calidad, variedad, cantidad, con un servicio rápido y exquisito.  Los dulces espectaculares, los salados sabrosos, fruta cortada, yogures, cereales, todo lo imaginable con unas vistas hacia la Sierra de Madrid que invitaban a quedarte allí toda la mañana, casi estuvimos hora y media desayunando. Fue un auténtico placer.

Desayunando que es gerundio

Vistas desde la planta 30


Como expongo en el título un hotel muy alto, pero no en todo. Le falta un pequeño peldaño para ser un hotel 5 estrellas que compita con los de más renombre que hay en Madrid.



lunes, 31 de octubre de 2011

Gracias por vuestra ayuda hemos llegado a las 10.000 visitas

No me voy a extender mucho, solo quiero agradecer a todos y  cada uno de los lectores de este  humilde blog, que han conseguido que me apetezca cada día escribir  y expresar cosas interesantes para distraer a quien quiera hacerlo.
Es un placer esto de la red para extender pensamientos, reflexiones, viajes y todo aquello que apetezca. es un lujo de libertad de expresión que no podemos perder en ningún momento. Este es mi granito de arena a la libertad de expresión.
Realmente los artífices de que este blog siga en pie sois vosotros los lectores. Querría hacer mención especial a mi pareja, LaSusi, mi colaboradora más intensa y mejor escritora que quien les escribe ahora. Has logrado que siga con esta afición que me sobrevino a razón de una operación de menisco. Fue la única alegría en esos días de reposo forzoso, no hay mal que por bien no venga.
Por último deciros que LaSusi y Filustro seguiremos al pie del cañón por vosotros los que nos apoyáis con vuestras lecturas y comentarios.

Gracias de corazón.


domingo, 30 de octubre de 2011

Restaurante Asia Té, un placer para los sentidos


Anoche fuimos a cenar a este restaurante al ladito de la estación de Chamartín para una celebración especial y tengo que decir que fue una experiencia perfecta.

Elegí este restaurante que lleva abierto algo menos de 1 año atraída sin duda por las críticas favorables que leí sobre él en la página "cucharete". Hacen una excelente labor valorando restaurantes de Madrid en cuanto a ambiente, facilidades de acceso y por supuesto el servicio y la comida que te ayuda a decantarte por un restaurante u otro y hasta ahora siempre con éxito. Os dejo su enlace: www.cucharete.es

El servicio fue muy atento desde el primer momento. Al recibirnos nos dieron la opción de elegir dónde queríamos sentarnos y nos trajeron un té mientras estudiábamos la carta, todo un detalle.

La carta de vinos resultó sencilla pero de calidad y debido a mi debilidad por los tintos de la Ribera del Duero optamos por pedir un Protos Crianza 2007, que nunca defrauda.

La carta de Asia Té deja claro desde el primer momento que no se trata del típico restaurante chino de barrio. En las primeras páginas tras los menús degustación, japonés, chino y tailandés, nos encontramos con una selección de imágenes de muchos de los platos contenidos en la misma que ayudan al no iniciado en este tipo de cocina a distinguir entre los diferentes tipos de sushi, dim sum y otras exquisiteces orientales.


Rubén de entrada dejó claro que pediría sushi, le encanta y no tiene muchas oportunidades de degustarlo. Así que nos decidimos por ordenar varios platos de la carta todos para compartir y así probar más variedad de comida en esta cena.
Esta fue nuestra elección; como entrantes Mini rollitos vietnamitas de buey y Sushi de pulpo y de atún rojo todos ellos acompañados de distintas salsas para aderezar. He de decir que el sushi fue el mejor que hemos probado hasta ahora y los rollitos estaban jugosos y muy sabrosos.
A continuación y mientras esperábamos los platos principales nos trajeron el Arroz cantonés que en cantidad era más que correcto pero no dejaba de ser el habitual arroz 3 delicias de toda la vida, eso sí, mucho más rico que el del chino habitual. Fue la única "decepción" pues en otros asiáticos el arroz cantonés lleva otros tropezones y otras salsas, creo que se debió a una confusión pero estaba tan rico que no le dimos importancia. Íbamos a pedir también unos tallarines pero el maître muy sabiamente nos indicó que quizás fuera demasiado y que siempre podíamos pedirlos al final si nos quedábamos con hambre.

Al poco rato llegaron los principales; Teppanyaki de solomillo de buey para mi y Langostinos con salsa de lima para Rubén.



















En las fotos podéis apreciar la elaborada presentación pero no el sabor, sencillamente espectacular. Los dados de buey eran tiernos y jugosos (el brócoli quedó relegado a un segundo plano) y la salsa de los langostinos era muy delicada acompañada de trocitos de pimiento que hicieron las delicias de mi acompañante que la vertió hasta en el arroz.
Hasta aquí ya veis que todo salió a pedir de boca pero aún restaba lo más espectacular, el postre. Rubén eligió un Helado de vainilla frito que fue flambeado con cointreau en la mesa y yo pedí un té verde de dragón que nos prepararon en la mesa en una ceremonia preciosa que duró unos 10 minutos realizada con una delicadeza extrema por una de las camareras que nos explicó las propiedades del té verde y de otros tes cultivados en China desde hace más de 4000 años. Fue encantadora y puso el broche final a la velada.

Os lo recomiendo sin duda y seguro que nosotros repetiremos.

viernes, 28 de octubre de 2011

Mientras duermes, película inquietante con un Luis Tosar sobresaliente.




Vaya sensación al salir del cine, te quedas alucinado con la facilidad con la que los humanos nos podemos hacer daño, lo fácil que la pura maldad se puede instalar en la vida cotidiana.
Una película sencilla y grande a la vez, muy bien dirigida por Jaume Balagueró, manteniendo una tensión de menos a más, con unos actores muy bien escogidos y dirigidos.
Mención especial a Luis Tosar, un personaje que le viene como anillo al dedo, pero que todavía lo engrandece con esa mirada, con una frialdad creíble y una voz profunda. Este actor es un todo terreno, todo lo hace fácil, cotidiano y muy digerible.
El tratamiento del tema de la maldad cotidiana me atrae y como lo ha enfocado el director y el guionista, consiguen mantenerte pegado a la butaca. La no felicidad del protagonista desencadena su afán por borrar la sonrisa y la felicidad de la gente que les rodea y en concreto el de un personaje femenino, Marta Etura. Esta obsesión es lo que le mantiene, es lo que le hace levantarse todo los días para conseguir borrarle la sonrisa de la cara poco a poco.
La película inquieta y sobrecoge por lo sencillo que resulta ser malo, lo relativamente fácil que lo hace este portero y con unos medios muy cotidianos y sin ser muy enrevesado. Esto da más miedo que cualquier susto, grito o sangre de cualquier película de terror.
Los personajes secundarios del vecindarioestán bien elegidos y con actuaciones solventes, atención a la niña.
Quizá lo que menos me ha gustado es la música, la utiliza más para reflejar la alegría de Marta Etura que para los momentos de más tensión, quizá lo haya hecho así a propósito, no lo sé, la verdad.
Una película interesante y que consigue que enfatices en ciertos momentos con la maldad de Cesar, ese portero que persigue hacer el mal para vivir.




Mientras duermes
TÍTULO ORIGINALMientras duermes (Sleep Tight)
AÑO
2011Ver trailer externo
DURACIÓN
107 min.  Trailers/Vídeos
PAÍS
  Sección visual
DIRECTORJaume Balagueró
GUIÓNAlberto Marini
MÚSICALucas Vidal
FOTOGRAFÍAPablo Rosso
REPARTOLuis TosarMarta EturaAlberto San JuanPetra MartínezCarlos LasartePep TosarAmparo FernándezOriol GenísIris Almeida
PRODUCTORAFilmax
WEB OFICIALhttp://www.mientrasduermeslapelicula.com/
GÉNEROThriller. Terror | Thriller psicológico
SINOPSISCésar es el portero de un edificio de apartamentos y no cambiaría este trabajo por ningún otro, ya que le permite conocer a fondo los movimientos, los hábitos más íntimos, los puntos débiles y los secretos de todos los inquilinos. Si quisiera podría incluso controlar sus vidas, influir en ellas como si fuera Dios, abrir sus heridas y hurgar en ellas. Y todo sin levantar ninguna sospecha. Porque César guarda un secreto muy peculiar: le gusta hacer daño, mover las piezas necesarias para producir dolor a su alrededor. Y la nueva vecina del 5ºB no deja de sonreír. Entra y sale cada día radiante y feliz, llena de luz. Así que pronto se convertirá en el nuevo objetivo del juego de César. Se trata de un reto personal, de una obsesión. (FILMAFFINITY)

CRÍTICAS
----------------------------------------
"Un delicioso filme que huele a Polanski y que respira horror casi sin pretenderlo" (Toni García: Diario El País) 
----------------------------------------
"Magnífica película de intriga (...) consigue enlazar dos elementos que se repelen: por un lado, la descripción de alguien mezquino, depravado e inhumano, y por otro, que el espectador sea en cierto modo su cómplice" (E. Rodríguez Marchante: Diario ABC) 
----------------------------------------
"Balagueró cuenta esta inquietante historia con poderío visual, sin golpes de efecto, con un tono y una atmósfera que me remiten al mejor Polanski. (...) Tosar está perfecto, sutil, provoca terror" (Carlos Boyero: Diario El País) 
----------------------------------------
"Profundamente atractiva y aterradora, pero, más que terror, lo que la película genera es inquietud, una inquietud constante, cortante, que pone de los nervios (...) Puntuación: **** (sobre 4)" (Jordi Batlle Caminal: Diario La Vanguardia) 
----------------------------------------
"La cinta crece y se transforma, apoyada en un siempre magnífico Tosar, en un elogio de la crueldad como una de las bellas artes" (Sergi Sánchez: Diario La Razón) 
----------------------------------------
"El actor y el director han compuesto un personaje perfecto para expresar un sentido de lo perverso. Balagueró mantiene un terror frío y atonal (...) Puntuación: **** (sobre 5)" (Quim Casas: Diario El Periódico) 
----------------------------------------
"A Balagueró le ha dado por el suspense puro y el tempo reposado y le ha quedado un thriller grande en su sencillez" (Andrea G. Bermejo: Cinemanía)